Cómo quitar Humedades: Trucos y Claves

¿LLEVAS VARIOS DÍAS PENSANDO EN CÓMO QUITAR HUMEDADES QUE HAN PARECIDO EN TU HOGAR?

Un día te levantas y mientras te estás tomando tu café mañanero decides posar tus ojos en la cómoda tan chula que compraste el mes pasado. Tan moderna y clásica al mismo tiempo, con esos pomos tan vanguardistas… Además, encaja tan bien en la esquina de la pared que parece hecha a medida. Pero un momento, ¿qué eso que asoma por detrás? Una pequeña mancha grisácea surge por detrás de la cómoda. Seguramente ensuciaste la pared al montarla. Sí, será eso. Retiras la cómoda para limpiar y ¡voilá! La pequeña mancha, no es tan pequeña. Acabas de descubrir a tu nuevo compañero de piso: Se llama “Humedad” y se apellida “Suerte en hacerme desaparecer”.

La humedad es uno de los problemas más comunes en casas antiguas, pero también afecta a nuevas construcciones con defectos ocultos tras sus muros. Si has llegado aquí es muy posible que te estés comiendo la cabeza pensando en cómo quitar humedades que han aparecido en tu casa. ¿Quieres deshacerte de ellas? ¡No te preocupes! Vamos a ver cinco claves de cómo quitar humedades y asegurarnos de que no vuelvan a aparecer.

Diagnosticar el origen de la humedad

Las humedades pueden tener origen muy diversos, sin embargo, son tres factores los que suelen producir la aparición de este fastidioso fenómeno:

– Instalación: Si la humedad se concentra en un lugar concreto, está más oscura en una zona específica, puede ser que alguna tubería ya sea nuestra o de algún vecino esté en mal estado o tenga pequeñas filtraciones.

– Lluvia: Cualquier pequeño error de construcción puede facilitar la filtración de agua de lluvia (o nieve) a través de las paredes o muros de tu hogar. Puedes fijarte si la humedad es más visible los días de lluvia.

– Materiales: Suele ser la causa más probable. Se corresponde a la degradación de los materiales con los que se ha construido la pared. Este problema favorece considerablemente la condensación del agua en las paredes.

Tipos de humedades

A la hora de pensar en como quitar humedades, es importante tener claro de qué tipo son. Podemos agruparlas en dos tipos:

– Por condensación: Se define como la acumulación de vapor de agua en el ambiente. Es un fenómeno muy habitual. Se produce por la inadecuada ventilación del espacio. Se identifica de manera sencilla porque se produce moho en las paredes y condensación en los cristales de las ventanas cercanas.

– Por filtración: Estas humedades se suelen dar sobre todo en sótanos. Se producen cuando existe filtración de agua desde el exterior. Produce manchas amplias en las paredes.

Truco para detectar el tipo de humedad

Existe un truco muy sencillo y muy práctico para detectar el tipo de humedad.

Coge un trozo de papel de aluminio y pégalo con un adhesivo a la pared para que quede bien fijado. Déjalo puesto unas cuatro o cinco horas y retíralo. Si encuentras humedades entre el muro y el papel, es decir, en la cara que has pegado a la pared quiere decir que el agua ha llegado del exterior a través del muro y estaríamos ante una filtración. Si el agua se condensa en la cara a la vista, es decir, que la cara que no está pegada a la pared está goteando o tiene pequeñas gotas por todo el aluminio quiere decir que estamos ante una humedad por condensación.

quitar-humedades

Reparar la humedad

Vayamos al quid de la cuestión, cómo quitar humedades en mi casa, veámoslo paso por paso:

1 – Lo primero de todo consiste en reparar la pared. Para ello hay que cubrir los desperfectos con un plaste de reparación. Cogemos una espátula y lo aplicamos sobre las zonas afectadas por la humedad. Dejamos secar unas horas y lo lijamos.

2 – Protegemos los rodapies, esquinas y marcos de ventanas con cinta de papel o cinta de pintor y aplicamos una imprimación universal con una brocha. Volvemos a dejar secar.

3 – Si queremos arreglar una humedad por condensación pintaremos la pared con una pintura mate resistente al moho, si es por filtración utilizamos una pintura antihumedad (esta se puede utilizar directamente sobre superficies húmedas).

Recuerda que es importante pintar toda la pared para que esta quede uniforme, no te limites solo a pintar la zona de las humedades. Para pintar, lo mejor es empezar  por las esquinas y rodapiés con una brocha fina y utilizar el rodillo para las áreas centrales.

¿Cómo prevenir las humedades?

Hemos aprendido cómo quitar humedades, pero lo importante es que el problema no vuelva a surgir ¿verdad?

Zonas como la cocina o el baño, lugares donde se usa más agua son muy propensas a las humedades.  Un factor clave consiste en ventilar. Después de usar la ducha o calentar agua, hay una gran acumulación de vapor que puede fácilmente convertirse en humedad. Para evitarlo, tan fácil como abrir las ventanas durante aproximadamente diez minutos para ventilar.

Un punto de conflicto suelen ser los desagües. Lugares de paso para el agua y que si tienen cualquier problema en forma de fuga o rotura son foco probable de humedades. Procura hacer una revisión anual de los mismos.

Revisa la carpintería exterior y las fachadas de tu casa.  Si no están correctamente acabadas es fácil que se filtren pequeñas cantidades de agua que acaben transformándose en humedades. Procura revisar las paredes, busca grietas o huecos por los que podría introducirse el agua en tu hogar.

Después de estos consejos esperemos que hayas conseguido librarte de esos compañeros tan molestos.

 

Fuente: Multihelpers.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *